baner principal vinos
lateral
Inicio
Vinos
Cultura
conacto

¿Cuáles son los pasos para catar vinos?
La degustación o cata de vinos es presentar el vino a nuestros sentidos. Con la práctica de la degustación, aprendemos a reconocer y a apreciar un vino por sus características: la variedad de uva, el lugar de origen, si estuvo en contacto con roble... El ejercicio de la degustación nos ayuda a apreciar mejor la calidad de un vino.

Análisis visual
Es el primer paso de la degustación y permite evaluar dos aspectos: el estado del vino, si se ve limpio, brillante o velado, con turbidez, y la evolución del vino en función de su color.
El color debe representar el tipo y la edad del vino. En los vinos blancos varía desde el tono amarillo pálido o prácticamente incoloro cuando el vino es joven, pasando por el amarillo verdoso, amarillo dorado hasta el ámbar intenso en los vinos más evolucionados.
En los vinos rosados el color varía desde el rosa pálido a los tonos cereza, cuando son muy jóvenes, al anaranjado, salmón o piel de cebolla a medida que evolucionan en la botella.
En los vinos tintos la tonalidad varía desde el color púrpura y violáceo cuando el vino es joven, pasando por diversos matices de rojo: guinda, granate, rubí, hasta los tonos teja y amarronados en los vinos evolucionados.

vista_vino_blanco vista_vino_rosado vista_vino_rojo vista_vino_rubi

Los aromas
El vino ofrece una gran complejidad aromática: se distinguen los aromas primarios que proceden de la variedad de la uva, los aromas secundarios que se producen durante la fermentación y los aromas terciarios que se producen durante la crianza en barricas de roble y la guarda en botella.
Se lleva la copa a la nariz concentrándose en la primera impresión: si se trata un aroma limpio, fresco, intenso, agradable... Luego se hace rotar la copa para “airear” el vino favoreciendo el desprendimiento de aromas y sustancias volátiles. Mediante inhalaciones más profundas se detectan aromas que no aparecieron en primera instancia.
Es posible detectar una gran cantidad de aromas en el vino: aromas frutales, florales, terrosos y minerales, provenientes de la vid y del terruño; aromas ahumados y tostados provenientes de la crianza en barricas o toneles de roble y aromas de reducción propios de la estiba en botella.

degustacion_aromas

El gusto, los sabores
Al beber y pasear el vino por el paladar, se absorbe un poco de aire entre los labios manteniendo el vino en la boca para favorecer la difusión de aromas y sabores. Es notorio como diferentes aspectos del gusto del vino pueden reconocerse por su reacción en diferentes partes de la boca, la lengua y las encías.
Así, obtenemos sensaciones de dulzura en la punta de la lengua, acidez a los cosatdos de la lengua y hacia la parte posterior, amargor en la mitad de la lengua y hacia la parte posterior. El alcohol es parte del cuerpo del vino, junto con los taninos, la concentración frutal, el azúcar y el glicerol. Todos juntos contribuyen a la sensacion que produce un vino en la boca: sedoso, cremoso, astringente, de cuerpo ligero, medio, estructurado... Los sabores encontrados en el paladar suelen confirmar aquellos reconocidos en la nariz. Finalmente está el final de boca o post gusto cuando los sabores del vino perduran en el paladar después de tragarlo.

degustacion_gusto

Evaluación final
La conclusión de la degustación resume las impresiones más destacadas sobre la calidad del vino, su madurez y la evolución de sus componentes. Podemos decir que el ejercicio de la degustación nos brinda herramientas para apreciar las virtudes de un vino, saber elegir a la hora de comprar vinos y poder expresar mejor qué tipo de vino nos gusta más.

 

lateral
Compartir
Compartir en facebook
Twitter
Mapa del sitio